LAS BUENAS NUEVAS
El mundo camina bajo una niebla de oscuridad. El pecado se ha infiltrado sigilosamente al hogar de cientos de millones de personas. La maldad de este mundo ha corrompido nuestros corazones y nuestras almas, haciendo que olviden el propósito de sus vidas.

Dios en su infinita gracia entregó a su único y amado hijo para salvar a toda la humanidad. La gloria de Dios incorrumptible fue cambiada por un pesebre. La santidad divina cambiada por un cuerpo humano y la honra inmensurable a cambio de una cruz en lo alto de un monte.

“Y hallado en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte,
y muerte de cruz.”
Filipenses 2:6-9

PLAN DE SALVACIÓN

RECONOCER TU PECADO

ARREPENTIRSE

ACEPTAR A CRISTO

RENDIR TU VIDA

Jesus dijo:
“Estas cosas les he hablado para que en Mí tengan paz. En el mundo tienen tribulación; pero confíen, Yo he vencido al mundo.”
La historia del inmensurable amor de Dios ha trascendido. Hoy el Señor toca al umbral de tu puerta, no importa que tan solo te sientas, ni que tan malo crees ser, Dios te ama y te quiere llamar hijo. Lo que hiciste quedará en el pasado debajo de las olas de la inmensa miresicordia del Señor.

Jesús dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida y nadie viene al padre sino es através de mi” (Juan 14:6). Deja que el Señor tome tus cargas (Mateo 11:30). Solo tienes que creerlo y confesarlo (Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo, Romanos 10:9). Si crees que el señor Jesús dió su vida por tí y reconoces que has estado llendo por el camino erroneo entonces repite está oración:

“Señor, confieso que contra ti he pecado, me arrepiento de lo que hice. Sé que Jesús murió, y pagó el precio por mis pecados y resucitó. Te acepto como mi Señor y Salvador. Entra en mi vida, cambia mi corazón. Lávame y dame fuerzas para seguir hasta el final. En el nombre de Jesús amén”.

Si hiciste está oración con sinceridad te damos la bienvenida a la gran familia de Dios. El camino es largo y estrecho, a partir de este punto tendrás dificultades. No desistas, persevera (Más el que persevere hasta el fin, éste será salvo, Mateo 24:13). Recuerda que a partir de ahora tu nombre está escrito en el libro de la vida. Haz escapado de las cadenas del mundo. El maligno te quiere de vuelta y usará todo cuanto esté a su alcance para que desistas.

Lee la biblia cotidianamente ya que através de ella el señor hablará a tu vida y te revelará el propósito y las promesas que tiene para tu vida. Mantén una comunión directa con tu padre celestial mediante la oración, el te escucha y guiará tu camino. Ten muy presente que es importante que te congregues en una iglesia cristiana, (no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino alentándose unos a otros , y mucho más al ver que el día se acerca, Hebreos 10:25). Jamás olvides que ahora eres un hijo de Dios, te escogió y él mismo ha escrito con tinta eterna las promesas de sus hijos. Recuerda que el camino será duro y largo pero mantén la mirada fija en Jesús porque el peleará tus batallas.
Que el Señor guarde tu vida.